s


2019: El año en el que la realidad virtual se hace más fácil de usar


Escrito el 08/04/2019 por



La realidad virtual llegó para quedarse y, este año, los fabricantes comienzan a trabajar en detalles más finos tales como mejorar la calidad de las pantallas y simplificar su uso e instalación,

Mejoras en uso e instalación

La realidad virtual nos desconecta de nuestro entorno, para entrar a experimentar lo imposible en un mundo virtual. Esto suena maravilloso, pero tiene un pequeño problema: no queremos que el usuario termine chocando con un mueble o salga corriendo destruyendo todo a su paso… Por ello los visores gama alta, que incluyen la posibilidad de caminar, requieren definir el espacio que usaremos en nuestras andanzas virtuales pidiéndonos marcar una zona segura para desplazarnos. Sin embargo, este proceso ha demostrado ser una barrera adicional para los usuarios. Debido a que configurar resulta un paso indeseable, en lo que respecta al seguimiento o tracking del visor y controles en el espacio, los sistemas externos requeridos como cámaras u otros dispositivos parecen destinados a desaparecer. El nuevo rey de la fiesta se llama inside-out tracking sin accesorios externos: los visores incorporan cámaras que permiten escanear el entorno y de ese modo simplificar absolutamente la tediosa configuración que había que realizar antes de sumergirse en un mundo virtual. Para PC destaca Oculus S, el sucesor de Oculus Rift CV1, que no requerirá de cámaras ni sensores externos para hacer el seguimiento de la cabeza del usuario o los controles y que promete dejar a los usuarios disfrutar de una experiencia superior en muchos aspectos. Por otra parte, si se desea huir de la complejidad de tener que utilizar un PC, aparece una versión llamada Oculus Quest, que sería sucesora de Oculus Go. Un visor autónomo y con inside-out tracking. Por otra parte, HTC decide no quedar atrás y anuncia el HTC Vive Cosmos: un visor de características similares que podrá funcionar tanto con un PC como con un smartphone.

Mejoras en la pantalla

Un aspecto crucial de un visor de realidad virtual es su pantalla: hoy comienzan a aparecer visores que prometen colores más vivos y nítidos, junto a la reducción de efectos visuales indeseables en la pantalla. Algunos fabricantes se concentran en mejorar lo que ya tienen, prometiendo compatibilidad hacia atrás, como es el caso de Oculus, mientras otros abordan terrenos menos explorados buscando técnicas totalmente diferentes, como es el caso de Varjo, la empresa finlandesa que promete una calidad visual nunca antes vista en realidad virtual. Usando tracking de ojos y una combinación especial que tiene dos tipos de pantallas, Varjo promete alcanzar resoluciones del mismo nivel que las soportadas por el ojo humano. No obstante su alto precio ($6,000 USD), más de 10 veces lo que cuestan otros visores, hace que Varjo quede reservado para una base de usuarios muy reducida.

¿Lo lograrán?

Nuevos fabricantes se suman a la fiesta mientras que los actuales líderes continúan mejorando sus visores. El título de la canción es “Quiero realidad virtual aquí y ahora” ¿Serán los fabricantes capaces de hacer que la realidad virtual sea realmente accesible? El tiempo lo dirá… Solo sabemos que el 2019, es el año en el que los sistemas se volverán mucho más fáciles de usar.

Escrito el 08/04/2019 por